MADRE

28071C18-A373-408F-AC47-86824E1B4E84

 

     —Si madre, ya sabes que lo haré —Carla rascaba su cabeza en donde las calvas comenzaban a aparecer, arrancando los mechones de pelo pegajosos.

Su alma estaba condenada, dividida en dos, compartía su cuerpo con ese espíritu endemoniado que quería robarle la vida y solo su madre podía liberarla. Por eso tomó una decisión y esperó al día de los muertos, para llamar a la vieja bruja y apestosa que le dio la vida, para que cumpliera con su cometido y volviera a unir a la familia. Bebió algo que los vivos desconocen y recitó el hechizo exactamente como estaba escrito en el grimorio. Las velas comenzaron a arder, mientras Carla cortaba sus venas dejando caer la sangre por encima de una vitela, ya cuarteada y desgastada que llevaba varios nombres tatuados. La sangre de la joven, como una serpiente fue recorriendo la piel seca hasta cubrirla por completo devolviéndole la vida. Respiró profundo, la magia había funcionado, ahora solo quedaba esperar al amanecer para corroborar que su familia jamás se despertaría y ella se liberaría por fin, del espíritu de su madre que vivía en su interior.

 

Todos los derechos reservados.

 

 

 

 

 

 

7 comentarios sobre “MADRE

Agrega el tuyo

Responder a Natalia Carnales Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web creado por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: