EL ENCANTADOR

La habían seguido desde el cementerio, de eso estaba segura. Después de permanecer un rato sentada al lado de la tumba de su madre como hacía todos los años desde que murió, Miriam pudo sentir que a partir de ese momento ya nada sería igual. Primeros fueron los pasos escurridizos por el pasillo, después las sombras... Leer más →

Sitio web creado por WordPress.com.

Subir ↑