NUEVOS DUEÑOS

Recostada en su sofá, Ana descansaba los pies apoyados sobre la mesa del salón. Adoraba el silencio y a esas horas de la noche, la casa se sumergía en una total nada. Su rostro reflejaba el placer y sus hombros relajados dejaban claro que no pretendía moverse. Un golpe en el exterior la sobresaltó y... Leer más →

Sitio web creado por WordPress.com.

Subir ↑