VALENTÍN

Nemesio lavó sus manos ensangrentadas con energía, intentando retirar hasta la última mancha de color carmesí de su piel, a la vez que canturreaba una vieja canción romana. Sin poderlo evitar, siempre se dejaba llevar hasta el final y se ensuciaba demasiado. En esta ocasión se había ensañado más de lo normal con su víctima.... Leer más →

Sitio web creado por WordPress.com.

Subir ↑